lunes, 17 de septiembre de 2012

Día 35

Sangre que brota de las esquinas,
adyacentes, lúgubres, empíricas
Sonidos que nacen de las cloacas,
alzando sus voces sin retorno,
marchitan sus almas enjauladas.
Mis pies les siguen impotentes
de lucha, se rinden y perecen,
ante la furia que no cesa,
pero agoniza ¿Cordura?
Suturan heridas cabizbajos,
remiendan conciencias
de masas estructuradas y aleladas
¿Me salvan...?
Sobrevivir es la palabra más usada.
Y yo me pregunto:
¿Sobrevive el alma?